El joven Julio Cortázar, docente en Chivilcoy

Programa homenaje, primera parte

Entrevistas Galerías Videos Especiales

8 Ago 2020  •  16:25

8 de agosto de 2020
Actualizado: 16:25h

Versión para imprimir

En octubre de 1939, la Revista Argentina de la Escuela Normal de Chivilcoy publicó un texto titulado “Esencia y misión del maestro”. Su autor fue Julio Cortázar, quien, luego de recibirse de maestro y de profesor en Letras, ejerció en Bolívar y, desde pocos meses antes de la publicación referida, en Chivilcoy —norte de la provincia de Buenos Aires—, hasta 1944.

Le escribía a quienes iban a ejercer la enseñanza en un futuro cercano: “Ser culto es saber el sánscrito, si se quiere, pero también maravillarse ante un crepúsculo; ser culto es llenar fichas acerca de una disciplina que se cultiva con preferencia, pero también emocionarse con una música o un cuadro, o descubrir el íntimo secreto de un verso o de un niño. Y aún no he logrado precisar qué debe entenderse por cultura; los ejemplos resultan inútiles. Quizá se comprendiera mejor mi pensamiento decantado en este concepto de la cultura: la actitud integralmente humana, sin mutilaciones, que resulta de un largo estudio y de una amplia visión de la realidad. Así tiene que ser el maestro”.

En 1997, el periodista Gaspar Astarita publicó Cortázar en Chivilcoy.

En El germinador estuvieron Patricia Astarita —hija de Gaspar— y el poeta Jorge Boccanera, quienes conversaron sobre el periplo del docente Julio Cortázar en Chivilcoy.

Escuchar

Foto: libro “Cortázar en Chivilcoy”

¿Ve algún error en este artículo? Coméntenos aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más noticias
Entrevistas Galerías Videos Especiales
Entrevistas Galerías Videos Especiales
Entrevistas Galerías Videos Especiales